Los Techos de Cristal o “Glass Ceilting Barrier” es una metáfora comúnmente usada para hacer referencia a las limitaciones invisibles en el ámbito laboral que podemos tener las mujeres, dejando así a nuestro género en desventaja para poder adquirir cargos de directiva o de alta relevancia.

Basando esta teoría en que las mujeres ocupan parte de su tiempo en tareas del hogar y en la familia, ignorando que las mujeres somos mucho más creativas y responsables. Pero este no es un problema de limitaciones ni mucho menos de exclusión, este ya es un problema de cultura, hemos sido criados bajo la figura del patriarcado donde el hombre es el sexo “fuerte” por sus características y la mujer siempre suele ser la del sexo “débil”. Desde pequeños consideramos que el color rosa es de las “niñas” y el color azul para los “niños”, hasta el lenguaje suele ser despectivo y es algo que hacemos con total inconsciencia puesto que para referirnos al sexo de un feto utilizamos las palabras “hembra” y “varón” cuando la terminología de “hembra” hace referencia al género femenino del mundo animal.

Realizando este razonamiento y llegando a la conclusión de que las limitaciones son impuestas por la propia cultura y la educación con la que somos criados me atrevería a decir que las mujeres venezolanas estamos rompiendo los estereotipos. La situación actual del país nos ha llevado al punto en que las mujeres son la cabeza de la familia y es la que toma las decisiones, en el ámbito laboral también la mujer se ha destacado debido a la creatividad que nos caracteriza para poder resolver situaciones adversas, las mujeres venezolanas hemos demostrado de lo que somos capaces, como muestra de esto tenemos a estas extraordinarias venezolanas que han triunfado en el mundo, como lo son Yulimar Rojas, considerada la reina del triple salto, Deyna Castellanos quien fue nominada a los Premios “TheBest” y “Puskás” gracias a su desempeño en el fútbol, María Gracia Sosa quien con el sazón venezolano ganó la Segunda Edición de MasterChef Uruguay, Luz Mely Reyes, considerada la intelectual más influyente de Iberoamérica, Yolanda Pantin quien ganó el premio “Casa de América de Poesía”,Betsayda Machado la mujer que llevó la voz de Venezuela al Norte, María Fernanda Lairet venezolana que conquistó el “Global Art Awards” y María Teresa Arnal quien siendo Venezolana logró el puesto de Directora General de un imperio como lo es Google México.

Estas mujeres son la mejor prueba de que las venezolanas estamos rompiendo los paradigmas, ahora las mujeres estamos ocupando espacios que nunca antes habíamos logrado en nuestra sociedad. Llegó el momento de la “Nueva Paternidad” que debe ser asumida por el hombre también como lo logró la mujer alemana, los hombres se quedan en casa cuidando a los niños y trabajan desde casa mientras las madres salen a trabajar, generando así una nueva división social del trabajo, que se ha llevado a cabo en los países más industrializados, esta es una referencia que debemos tomar en Latinoamérica, es el momento de abrirnos a nuevos conceptos familiares y salir de la cultura patriarcal.

Llegó la hora de la nueva era en la cual las mujeres dejaremos de ser una razón para la exclusión y nos convertiremos en puntos de inclusión superando los techos de cristal que nos impone la sociedad.

Imagen: HSB Noticias

Mariana Spina Díaz
Shares
  • Facebook
  • Twitter

UCAB – Escuela de Derecho (4to Año)
AD – Secretaria Femenina de la Seccional Caracas
Asamblea Nacional – Apoyo Administrativo en la Primera Vicepresidencia

Comentarios


Share This