El 24 de julio de 2019 se reúne en Caracas la mayor organización de partidos y movimientos de “izquierda borbónica” existente en América y el mundo, el llamado Foro de Sao Paulo. Fundado posteriormente a la caída del muro de Berlín con el apoyo de un dictador y sus acólitos marxistas, socio de dictaduras violadoras de Derechos Humanos y promotor de líderes corruptos y autoritarios.

La izquierda borbónica tiene ese adjetivo porque como la vieja casa real, ni olvida ni aprende. Vive de sus resentimientos y repite las mismas fórmulas a través de décadas para aferrarse al poder, debilitando las instituciones democráticas y libertades civiles, siendo los pueblos los que pagan la ambición del “Foro de Sao Paulo” con un precio muy alto: hambre, violencia y opresión.

El “Foro de Sao Paulo” tolera las dictaduras, las violaciones de DDHH y la corrupción siempre y cuando sean parte de la misma tribu “revolucionaria” que oprime y deja oprimir; las dictaduras castrista y chavista han sido las principales promotoras de los partidos y movimientos que hacen vida en el “Foro de Sao Paulo”, dejando a sus respectivos países en el medio de una miseria absoluta, lo cual se refleja en la Emergencia Humanitaria Compleja que denuncian varias organizaciones de DDHH que trabajan en Venezuela y significa menos derechos para las mayorías empobrecidas, y en el caso venezolano esto se refleja en el informe de la Alta Comisionada para los Derechos Humanos de las Naciones Unidas, Michelle Bachelet.

La dictadura chavista persigue, asesina y encarcela a líderes políticos que defienden la institucionalidad, como Roberto Marrero, jefe del despacho del Presidente del Parlamento venezolano, Juan Guaidó. También a líderes provenientes de los movimientos sociales, que impulsan la lucha no-violenta para defender los derechos de todxs como son los diputados Juan Requesens y Miguel Pizarro; igualmente líderes probadamente demócratas y creyentes del diálogo sincero, como el vicepresidente del Parlamento, el diputado Edgar Zambrano. El “Foro de Sao Paulo” relativiza la persecución y torturas y mantiene un silencio cómplice ante los asesinatos de líderes sociales y políticos como Fernando Albán y Conan Quintana.

Los progresistas venezolanos estamos convencidos que la Democracia es tanto fin como medio para la superación de la pobreza y la justicia social, en definitiva, la mejor forma de lograr la Igualdad en Libertad para todas las personas, y que no existe ninguna excusa como la “autodeterminación de los tiranos” para atenuar las dictaduras, la violencia, la censura ni las violaciones de Derechos Humanos.

Los progresistas venezolanos creemos en un Estado fuerte pero limitado, garante de derechos en una economía de mercado con la innovación, la ciencia y la investigación como valor agregado. Por esto rechazamos el rentismo extractivista como sistema, el cual se ha profundizado con el Ecocidio en el Arco Minero del Orinoco, sin precedentes para Venezuela.

Los progresistas venezolanos tenemos años alzando la voz ante la deriva dictatorial del chavismo, encontrando en el Foro de Sao Paulo silencios cómplices y socios de negocios corruptos, además de la acostumbrada doble moral para juzgar opresores y tiranos, por esto:

RECHAZAMOS LA PRESENCIA DEL FORO DE SAO PAULO EN CARACAS ya que justifica y avala los asesinatos, violaciones de DDHH y la Emergencia Humanitaria Compleja que vive nuestro país.
Por una América de Igualdad en Libertad
Caracas, 28 de julio de 2019
Instituto Progresista Venezolano

Instituto Progresista
Shares
  • Facebook
  • Twitter

Comentarios


Share This